Tanto la información sobre el tiempo que dedicaste a tu sesión de avistamiento, fotografía o recolección de mariposas, como la distancia que recorriste, ayudan a determinar la abundancia relativa de las mariposas reportadas. Por ejemplo, encontrar 50 mariposas de parche bordeado (Chlosyne lacinia) en 15 minutos mientras permaneces de pie en un sitio indica una densidad diferente que el registro de 50 especímenes de la especie a lo largo de una hora mientras conduces 15 kilómetros. Sin información temporal y espacial, resulta imposible formular una estimación fiable con respecto a la abundancia de la especie para su manejo, conservación y análisis científicos.